¡Qué no daría yo por estar ahí! En ese encuentro de gigantes… Calasanz y Glicerio: santidad con santidad, entrega con entrega búsqueda con búsqueda, encuentro con encuentro. ¡Qué no daría yo por estar ahí! Y contemplar sus miradas cruzadas. Y escuchar la invitación a...